Las sesiones de Biodanza crean estados emocionales positivos que el cerebro asimila y somatiza. Por eso este sistema es un acelerador de procesos integrativos a nivel celular, metabólico, neuroendocrino, inmunológico, hormonal, cortical y existencial dentro de un ambiente enriquecido por la música, la danza y el encuentro humano que despierta vivencias de transformación.

NOTA: Con este vídeo te puedes hacer una idea de los ejercicios que hacemos en Biodanza sin embargo esta sesión NO es Biodanza porque la facilitación ONLINE no permite que se desarrolle esta técnica con todos sus beneficios.

¡Sube el volumen y disfruta, lo que sí te aseguro es que es biocéntrica!

Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras por medio de la música, del canto, del movimiento y de situaciones de encuentro en grupo. Rolando Toro.

Se fundamenta en el Principio Biocéntrico, un estilo de sentir y pensar que toma como centro los sistemas vivientes en su evolución. Todas las acciones se estructuran en el sentido de nutrir el proceso evolutivo para crear más vida dentro de la vida, para rescatarla de donde existe cualquier forma de opresión.

“Los ejercicios de biodanza están destinados a deflagrar vivencias. La inducción frecuente de determinados tipos de vivencias, reorganizan las respuestas ante la vida. La acción reguladora de los ejercicios no se ejerce sobre el cortex cerebral, mas sí sobre la región límbico- hipotalámica, centro regulador de las emociones”  Rolando Toro.

La Biodanza es un camino para recorrer sin prisa, relamiéndose, degustando la vida. Es un espacio para ser, sentir, conocer, soñar al ritmo de aquí y ahora. Una senda coloreada por el movimiento y la música, endulzada con piel y miradas, iluminada por sensaciones y emociones, bendecida por el amor. Leonor García Zato.

elementos de biodanza leonor malaga.jpg

Música-Movimiento-Vivencia

Los ejercicios de Biodanza reproducen movimientos naturales del ser humano como caminar, saltar, estirarse; gestos relacionales de vínculo como dar la mano, abrazar, mecer, acariciar; y gestos arquetípicos rescatados de los estudios sobre culturas ancestrales de Jung, Laban y Decroux.

La música es el instrumento de mediación entre la emoción y el movimiento corporal. Es rigurosamente seleccionada en relación con los ejercicios y las vivencias que se pretende alcanzar y trabaja con estructuras coherentes de música-movimiento-vivencia que tienen potencia deflagradora de respuestas emocionales.

En este sistema  los movimientos y ceremonias de encuentro, acompañados de música y canto, inducen vivencias capaces de modificar el organismo y la existencia humana a diversos niveles: orgánico, afectivo-motor y existencial.

Leer investigación sobre los beneficios de la Biodanza (Periódico LA VANGUARDIA)