De vuelta a casa aún siento el latido grupal de los corazones del taller Ho´oponopono en movimiento del pasado fin de semana en la Casa de Acogida de Pepe Bravo.

“Solo a través del niño puede la madre contactar con el padre”, esta ha sido la premisa sobre la que hemos trabajado en el módulo: Los elementos de nuestra sique: Unihipili, Uhane, Aumakua. El inconsciente (niño), la conciencia (madre) y el supraconsciente (padre) de los que habla Morrnah Simeona han cobrado vida con su verdad, sus miedos, sus anhelos y deseos.

Los hemos nombrado, danzado, reído, llorado, reconocido y honrado. Juntos de la mano, como en el origen de ho´oponopono, limpiando memorias, agradeciendo, soltando y confiando.

Gracias a todos, una vez más, por el coraje, la entrega, el compromiso y el Amor compartido.